La retención es la etapa final de un tratamiento de ortodoncia ya que éste no se termina al retirar los brackets y el no realizarla correctamente traerá como consecuencia el fracaso de nuestro tratamiento a corto o mediano plazo aún cuando hayamos visto un resultado muy favorable al retirar los apartos fijos ya que los dientes tendrán que adaptarse a la nueva posición que se les dio y soportar la fuerza ejercida por los tejidos que los rodean como los labios, la lengua o la presencia de hábitos que no se hayan eliminado completamente.
 
Es importante seguir las indicaciones del ortodoncista en esta etapa y seguir acudiendo a la consulta para realizar una revisión periódica de sus dientes y los aparatos que se estén utilizando.
 
Los aparatos utiliados en esta etapa se llaman retenedores y generalmente son aparatos removibles es decir que se pueden retirar para comer o cepillarse los dientes.